El Porqué de las Ferias

“Aún en la era de comunicación digital, una conversación personal es imprescindible.”

     

Es claro el impacto que hasta ahora han tenido las ferias, tanto a nivel local como internacional, como instrumento clave en el desarrollo dentro de las diferentes ramas de la tecnología y la industria a nivel mundial. Todo esto con una incidencia notable en la economía de los países que protagonizan su participación; ya sea como expositor (fabricante o representante de un producto) o como visitante (comprador o demandante de un servicio).

 

El hecho de concentrar en un mismo lugar una gran cantidad de ofertas para unos mismos o múltiples servicios, les facilita al expositor y al visitante, tener una percepción más clara de los potenciales de oferta y demanda en un momento dado. Esto contribuye al uso más eficiente en el tiempo requerido para contactos recíprocos (vendedor – comprador). Otra ventaja es, que en las ferias se obtienen conocimientos muy amplios en cuanto a la actual y futura situación del mercado. El expositor y el visitante de la feria son expertos en sus áreas de negocio y se convierten en representantes locales o regionales, que dan a conocer la realidad oferta-demanda en la rama requerida.

 

La participación en las ferias trae consigo la apertura de nuevos mercados, mejora en las ofertas de los productos y servicios, exploración de innovaciones, mayor integración dentro y entre los sectores, contacto personalizado con expositores y compradores de otros países o regiones y mejora en la economía local o regional, entre otros tantos.

 

En el transcurso de los siglos, las ferias han ido evolucionando. Hoy día no son solamente mercados de venta, sino un lugar, donde el establecimiento amplio de contactos de negocio personalizados hasta la integración de los miembros de la empresa es posible. Los costos que causa la participación en una feria se conviertan en una inversión, teniendo un retorno rápido el capital invertido y abren la oportunidad de expansión al mercado internacional y a un aumento significativo de los beneficios a largo plazo.

De todo esto se destaca algo muy importante, el efecto que tiene la presencia física sobre la virtual en cuanto a que la oportunidad de contactar personalmente a los fabricantes expertos de un producto. Permitiendo obtener informaciones y demostraciones sobre ese producto, hacer preguntas y tener discusiones sobre el mismo, conseguir verificaciones y posibles acuerdos de negocios. Todo esto supera a las formas de contacto virtual (Internet, fax o teléfono), cuyo papel se circunscribe más a las etapas mantenimiento de contactos ya establecidos en las ferias.

 

Muchas ferias, se celebran como eventos anuales, pero también los hay en espacio de dos a cuatro años (dependiendo del grado de innovación de la industria). En cada caso lo importante es que los participantes tengan definidos claramente los objetivos para participar en las mismas, asistiendo a aquellas exposiciones donde estén potencialmente las mejores ofertas.

Como todos los años, existe una oferta de ferias en la República Federal Alemana, las cuales ofrecen alternativas que dependiendo del interés, pueden dar la oportunidad para el desarrollo de nichos de mercado en la República Dominicana y exportación para la industria local.